Las mejores bicicletas para niños: ¿bicis con ruedines o bicis sin pedales?

Cuando se trata de saber cuales son las mejores bicicletas para niños tenemos dos opciones principalmente:

 

1) La bicicleta sin pedales: las bicicletas sin pedales están especialmente diseñadas para que los niños y niñas aprendan a correr deprisa y con firmeza encima de una bici sin tener que pasar por ninguna fase de entrenamiento para mantenerse en pié sobre las dos ruedas. Pero a pesar de que esta bici no tiene pedales continúa sirviendo para que los pequeños aprendan a mantener el equilibrio, mejoren su coordinación y asimilen el manejo de unos manillares para que de ese modo puedan pasarse a la bicicleta con pedales más rápida y fácilmente.

 

2) La bicicleta con ruedines. La bici con ruedines consisten en una bicicleta tradicional ayudada de ruedines a los lados de la rueda trasera que ayuda a los niños pequeños a llevar una bici manteniendo el equilibrio antes de que den el paso de comenzar a aprender sin la ayuda.

bicicletas
¿Qué tipo de bicicletas para niños son entonces las mejores para que aprendan y mejoren sus competencias motrices?

 Básicamente dependerá de nuestras preferencias y las de nuestro pequeño. A muchos niños y niñas les parecerá todo un reto ponerse encima de una bici e intentar pedalear, mientras que a otros les pueden ser más atractivas las bicis sin pedales. No debemos preocuparnos de si sus pies alcanzarán el suelo o si tendrán la fuerza suficiente en sus piernas para impulsarse. Las bicicletas para niños están todas adaptadas para que todos los niños puedan hacerlo sin ningún tipo de problema, solamente irán a su paso, es decir, un poco más despacito. A medida que vayan mejorando en el manejo, serán capaces de aumentar su velocidad de forma extraordinaria. Antes de que nos demos cuenta los veremos manejándose sin ningún tipo de problema, ya que a esas edades basta con darles la oportunidad de que aprendan algo para que lo hagan. En si mismo es una preparación para una futura afición por el deporte.

Sin embargo, algunos padres preferirán las bicis con ruedines por una sencilla razón: no se aprende a pedalear de un día para otro, todo requiere un entrenamiento paulatino. Pensemos por un momento que si ya han aprendido a manejarse en un triciclo o creemos que cuentan con el equilibrio y coordinación suficiente después de haber usado una bici sin pedales, puede ser el momento de pasarse a la bicicleta con ruedines, lo cual les servirá de antesala para usar la bicicleta sin ningún tipo de ayuda.