Propiedades del Cardo Mariano en el Hígado

De entre todos los recursos naturales, el cardo mariano sea seguramente el protector hepático más potente que se conoce.

Cardo Mariano en Lamberts

Las enzimas hepáticas según lo medido por exámenes sanguíneos pueden mejorar, y si se lleva a cabo una biopsia hepática, pueden existir mejorías a nivel celular. Además, algunos estudios han mostrado una reducción en la tasa de mortalidad entre aquellos con hepatitis o una enfermedad hepática seria.

Planta natural de Europa, se uso en principio tanto como alimento como con fines curativos. En Inglaterra se cultivaba para usar sus hojas como lechuga a principios del siglo XX. También se usaba como medicina para tratar males como la ictericia y favorecer la producción de leche materna.

Hoy día, el cardo mariano se utiliza como agente protector contra medicamentos tóxicos que dañan el hígado. Además también se administra para tratar dolencias como la hepatitis alcohólica, cirrosis hepática, intoxicación hepática y hepatitis viral.

Estudios clínicos y biopsias han demostrado la mejoría que produce esta planta sombre las enzimas hepáticas, que mejoran a nivel celular. Incluso se ha dado una reducción de mortalidad en personas que padecían una enfermedad del hígado seria.

También se utiliza en cuadros de insuficiencia hepática, enfermedad poco conocida donde el hígado no lleva a cabo todas sus funciones. Algunos de los síntomas de esta enfermedad suelen ser: los síntomas incluyen dolor en las costillas, fatiga, piel con aspecto enfermizo, estreñimiento, síndrome premenstrual, alergias y sensibilidad química.

Componentes principales del cardo mariano

En muchos casos, como las capsulas de cardo mariano, se combinan con té verde para favorecer la dimensión antioxidante y el adelgazamiento. El principio activo más notable sigue siendo la silimarina (200 mg por tableta) que actúa como antioxidante y favorece la creación de nuevas células hepáticas. Contiene también principios amargos, resinas naturales y aceites esenciales.

Este componente se utilizaba antiguamente para tratar los daños en el hígado debido al consumo de alcohol y el envenenamiento, ya que el extracto de esta planta aísla las sustancias toxicas de nuestro organismo.

El hígado, un órgano vital

Trabaja día y noche, no descansa jamás y cumple más de 500 funciones en nuestro organismo, algunas de ellas todavía mal conocidas. Transforma las proteínas, las grasas y los azúcares para que puedan ser utilizados por nuestros órganos y tejidos. Elabora la bilis que en parte se almacena en la vesícula biliar.

Fabrica la hemoglobina y otras sustancias imprescindibles para la sangre. Produce la materia prima necesaria para la formación de los anticuerpos, que son los que eliminan los virus.

Dolencias en las que se aplica cardo mariano

Más de 300 estudios han respaldado los beneficios que tiene el cardo mariano sobre mejoría en dolencias como:

  • Hepatitis crónica.
  • Cirrosis en el hígado por el alcoholismo.
  • El tratamiento del envenenamiento por comer hongos salvajes
  • Regeneración de las enzimas hepáticas.
  • Dificulta la entrada de distintas grasas en las células hepáticas.
  • En el sida o VIH se administra Cardo Mariano para compensar el daño hepático por la agresividad de los tratamientos.
  • En personas con digestiones lentas y pesadas o piedras en la vesícula, ya que favorece la creación de bilis.
  • Cefaleas y migrañas que tiene su origen en el hígado.