Elegir su almacenamiento de datos: Discos duros externos y pendrives

Simple de usar y cada vez más baratos, un disco duro externo constituye una solución interesante para prolongar el espacio de almacenamiento de un ordenador.

Que sea portátil o destinado a quedarse en el despacho, accesible en red o no, capaz de leer o no ficheros multimedia, a cada cual le toca elegir el disco duro que le conviene en función de sus necesidades.

Fotos, videos, ficheros musicales, juegos, softwares; los datos numéricos se acumulan tan rápidamente que rápidamente nos quedamos con poco disco duro disponible. La web de ordenadores paraportatiles.online asegura que un disco duro externo permite extender, de forma muy simple y con gastos que se adaptan a todo tipo de bolsillo, su espacio almacenamiento. Solo basta con conectar el periférico al ordenador para poder grabarle datos.

Almacenamiento fijo o portátil

disco duroUn disco duro de sobremesa es poco práctico y su peso puede llegar a superar el kilo en ocasiones. Por ello estas unidades de memoria no son realmente productos nómadas aunque se puedan transportar. Su capacidad de almacenamiento va desde 750Go hasta 8To (llamados comúnmente Teras) para precios que varían mucho. No se tiene que confundir con la memoria cache de 8, 16 o 32 Mo que solo sirve para optimizar las aptitudes del disco duro.

El tamaño de las bandejas que las compone les sirve de nombre genérico : se habla de discos duros de 2,5 pulgadas o de 3,5 pulgadas. La velocidad de rotación de los discos de 3,5 pulgadas alcanza actualmente 7200 rpm (rotación por minuto), lo que asegura un buen débito de escritura y lectura de datos. Esta aptitud obliga sin embargo a una alimentación eléctrica, lo que obliga a tener una toma de electricidad cercana.

Más ligeros (alrededor de 200g), y por lo tanto más aptos al transporte, los discos duros externos portátiles disponen de bandejas de 2,5 pulgadas. Ofrecen capacidades más restringidas, de 500 Go a 2 To. Esos discos giran actualmente a una velocidad de 5400 rpm, ofreciendo por lo tanto un débito ligeramente inferior al de los discos duros « fijos », de sobremesa. Sin embargo esto les permite prescindir de una conexión a la corriente durante su uso pues la conexión al ordenador via USB le basta.

Existen discos duros portátiles Wi-Fi, que les permite ampliar el almacenamiento de un smartphone o tableta táctil. El Wi-Fi permite en efecto conectar el disco duro al smartphone o a la tableta, para que el usuario pueda copiar ficheros en ambos sentidos desde una aplicación descargada en la App Store o Google Play Store.

El intercambio de datos es, sin embargo, más lento de con una conexión por cable. Gracias a este tipo de almacenamiento se puede lanzar la lectura de ficheros (de música por ejemplo) en tu smartphone, en Wi-Fi, sin tener que copiarlos.

El futuro pertenece al USB 3.0

La conexión presente en el disco duro es importante: de ella depende la velocidad de transferencia de datos desde y hacia el ordenador. Todos los modelos que ofrecen el USB 3.0 tiene un flujo teórico de 600 Mo/s, es decir el doble que el USB 2.0. Los puertos Firewire y eSata no están mejorando.

Si estás buscando ampliar, renovar o probar más almacenamiento, desde un pendrive a un disco duro portátil o fijo, aquí en Pixmania hay modelos con características variadas, un poco para todas las necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>