La revolución de los dildos y consoladores

El tratamiento de la histeria femenina, como así se denominaba en el siglo XIX a la frustración sexual, consistía en masajear a la paciente en el centro de su sensualidad. Básicamente, se trataba de darle el placer que no obtenía de otra forma.

Por suerte, ha pasado mucho tiempo ya desde la aparición comercial de los vibradores y consoladores, lo que nos ha prevenido de sufrir la temible “histeria” o el grito de ¡comprar consolador! cuando alguna mujer parecía un poco más alterada de lo normal. No obstante todavía quedan hombres y mujeres que no se sienten cómodos con el uso de estos juguetes sexuales y criminalizan a los que los usan.

maquina de vibrador contra la histeria

¿Y qué? Cada cual sabe qué tiene que hacer para sentirse mucho más complacido y satisfecho en sus relaciones sexuales.

No obstante, la verdadera revolución no está en utilizar dildos o vibradores. Eso ya se da por hecho. La revolución es que éstos se sirven de auténticos estudios científicos para mejorar sus capacidades y llegar donde otros ni se acercan.

¿Cómo se han mejorado los consoladores y vibradores?

Cuando pensamos en juguetes eróticos ya no estamos hablando de objetos fálicos que se mueven como batidoras sin ningún control.

Hoy hay modelos que estimulan clítoris, ano, el Punto G o todo a la vez gracias a sus diferentes protuberancias. Además, la vibración puede ser dirigida hacia una u otra zona y con diferentes velocidades que producirán un auténtico festival en la cama.

También se tiene en cuenta cómo se adapta a la forma natural del cuerpo. Por eso mismo, no son exactamente iguales los consoladores vaginales que los anales. Tanto sus formas como el diseño de su base son diferentes para que las sensaciones sean mejores.

Es tal el estudio e investigación que se realiza que, incluso, profesores universitarios de Yale trabajan en el control de la energía y el ajuste de la vibración de estos juguetes.

Además, si antes al pensar en consoladores, se trataba de juguetes que se utilizaban en soledad, hoy están mucho más presentes en las relaciones de pareja. Algunos vibradores como el We Vibe están estrictamente ideados para el juego entre parejas y la estimulación mutua durante el coito.

Muchos, como el juguete anterior, se suman a las tendencias móviles y crean apps para que la pareja pueda activar y desactivar el vibrador estando lejos. Antes sólo las llamadas telefónicas encendían la relación de pareja, hoy hay muchas más posibilidades.

No obstante, esto no va a dejar de avanzar pronto, ya que en la actualidad se están programando sistemas que podrían llegar a adivinar las preferencias de cada usuario y adaptarse a ellas sin un control remoto.

¿Cómo saber qué juguete escoger?

Entre toda esta gama de posibilidades para disfrutar del sexo, se antoja la pregunta sobre cómo decidir entre uno u otro. Lo más sencillo es no decidir y probarlos todos, pero si quieres saber por dónde empezar, te ayudamos con algún consejo.

Lo primero es conocer bien tus preferencias. Normalmente saber qué tipo de estimulación te va más y la zona que querrías llevar hasta el orgasmo: ano, clítoris, vagina, Punto G, etc. En función de esa zona, ya sabes qué consoladores puedes descartar.

Después, sólo tienes que indagar en las tiendas eróticas las posibilidades que hay. Para los principiantes hay juguetes en silicona o gelatina que tienen un tacto mucho más suave. Dentro de esos materiales también los hay más realistas y menos.

Colores llamativos o naturales, formas que simulan un pene erecto u otras que no se asocian tanto a dicha parte masculina. Simplemente escoge aquellos con lo que te sientas más cómodo y luego sólo tienes que empezar a pasarlo por tu cuerpo. Él sabrá cómo seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>