Qué es la Compensación de Deudas

La morosidad empresarial es un problema muy grave que solo entre los años 2007 y 2012 provocó el cierre de más de 60.000 negocios en España. En el mejor de los casos, es un problema que deja a las empresas con las manos atadas y que provoca un efecto en cadena: si una empresa no paga a otra, esa otra no puede pagar a una tercera y así sucesivamente.

Más allá de los plazos regulados por la ley de la morosidad, el problema de fondo es la falta de liquidez que afecta a muchas empresas y que se agudiza en un momento de restricción crediticia como el actual. Y en este sentido la denominada compensación de deudas se está perfilando como una solución cada vez más realista a la hora de atajar este problema de raíz.

La compensación de deudas es un procedimiento financiero regulado en el Código Civil y que consiste en poder pagar con lo que a uno a su vez le adeudan. Por lo tanto, una de sus principales ventajas es que no implica pérdida de liquidez como tal.

Mediante la compensación de deudas, una empresa puede llegar a eliminar directamente su morosidad o al menos a reducirla significativamente. Es decir, si una empresa debe 1.000 euros a otra empresa y esa otra debe a la primera 850 euros, mediante la compensación de deuda la morosidad entre ambas quedaría reducida directamente a 150 euros sin que en ningún momento haya existido un movimiento de dinero como tal.

cuentas2

Sin embargo, lo interesante de esta fórmula  es su capacidad para abarcar no una deuda puntual sino cadenas de deuda, de forma que toda una serie de empresas puedan entrar en la ecuación para compensar saldos pendientes de pago y cobro. En este caso estaríamos hablando de una compensación de deudas multilateral, que permitiría cerrar una cadena de deudas y reducir así al máximo el volumen de morosidad de distintas empresas que, hayan mantenido directamente o no una relación comercial, tengan un nexo en común.

Plataformas online como Deudae se dedican a ofrecer este servicio pionero de compensación de deudas multilateral, detectando cadenas de deuda e intermediando para promover la mayor reducción de deudas que sea posible en cada caso.

Para acogerse a este servicio, el requisito es ser una empresa acreedora y deudora al mismo tiempo para poder registrar las facturas pendientes de pago y de cobro. A partir de ahí, un algoritmo matemático se encarga de detectar las distintas cadenas de deuda y a las empresas implicadas, para a continuación poder proceder a ejecutar las compensaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>